20 may. 2010

El abandono

Hay quién dice que ser policía no es una profesión, sino un modo de vida. Lo que nadie dice es que es el modo de vida mas destructivo que hay, porque cada mañana cuando uno se levanta tiene que llamar a la puerta de horror para trabajar... la puerta del estupor, del secuestro, del robo... de la muerte... Sin darnos cuenta, el horror y el crimen se instalan en nuestra vida impregnándola, haciendos ver como algo normal las armas, los disparos, la sangre, la violéncia, el sufrimiento, el peligro... y por supuesto, la muerte. En todo ese horror ya cabe cualquier cosa: desde criminales en serie hasta el propio hijo del diablo. Cuando uno se da cuenta de que su mundo es un infierno, cuando ya no queda ni energía, ni esperanza, ni mas espacio para el dolor, entonces solo queda una cosa por hacer: abandonar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario